¿Qué es el cobre?

El cobre es un mineral metálico bastante popular en el mundo industrial, y junto con el hierro y el aluminio es probablemente el metal más usado en nuestra sociedad.

Una característica fundamental de este metal es la excelente conductividad de electricidad del mismo, lo que hace que sea usado de manera masiva en los procesos industriales, teniendo, obviamente una importancia primaria en las economías industriales modernas.

Por otro lado, el cobre es asociado al bronce, que sería el tercer metal en importancia después del oro y la plata, sobre todo en las competiciones deportivas.

El cobre, además, es maleable y dúctil lo que hace que sus propiedades mecánicas permanezcan intactas a pesar de las modificaciones que puedan hacerse con el mismo.

Además de las connotaciones deportivas también podemos encontrar el cobre en las edades de la historia, como por ejemplo la Edad de Cobre, un periodo de la historia entre el neolítico y la Edad de Bronce.

Tampoco podemos olvidar las edades de los antiguos, muchos de los cuales, tenían al bronce (cobre) como la tercera Edad, después de las de Oro y Plata; una edad la del cobre que precedería a la de Hierro. Estas edades forman parte de la mitología y hay muchas referencias como las de Ovidio o Hesiodo.

Cobre como metal

que es el cobre

El cobre tiene el número atómico 29 y su símbolo es el Cu, estando situado en la mitad aproximadamente, de la tabla periódica.

Es un metal de transición y por lo tanto, además de la conductibilidad, es un metal bastante duro y tiene puntos de fusión y ebullición altos. Además también conduce muy bien el calor.

En estado natural lo encontramos solido y de aspecto rojizo, como una especie de marrón anaranjado o rojo el cuál se puede encontrar en diferentes tonalidades.

El cobre nativo lo encontramos en yacimientos que pueden ser explotados a cielo abierto, y por su fácil accesibilidad fue uno de los primeros metales en ser extraídos por los humanos.

No obstante, el cobre que se encuentra en las capas más exteriores es de peor calidad, más “mezclado”. Por eso nuestros antepasados tenían dificultades para conseguir cobre de excelente calidad.

En la actualidad el cobre se puede extraer desde las capas más subterráneas, lo que hace que la pureza y calidad del mismo sean mucho mayores.

Como curiosidad, la producción de la mina Minera Escondida, en el desierto de Atacama, Chile, supone el 9% de la producción mundial total. ¿No es esto increíble?

Combinaciones y aleaciones con el cobre

El metal rojizo es la base que se utiliza para otros metales como el bronce o el latón.

El primero, el bronce, es el resultado de la mezcla del cobre y el estaño.

El segundo, el latón, es el resultado de la mezcla del cobre y el zinc.

Otras aleaciones son la Alpaca (Cobre, níquel y zinc), el cobre-cadmio, el cobre-cromo, el cobre-hierro-fósforo, el cobre-aluminio, el cobre-berilio, el cobre-plata, el Constantán (cobre-niquel).

Como vemos, es un metal muy flexible y de muchas utilidades.

Historia del cobre

El cobre es un metal nativo, que puede encontrarse de manera puro, junto con el oro, la plata, el platino y el hierro.

La historia del cobre es bastante extensa, comenzando  desde el 7.000 a.C. en Turquía, y pasando por Egipto y Europa 5 y 4.000 años a.C.

Este metal disminuyó su importancia en el 1.000 a.C, con el surgimiento del hierro, pero ello no fue uniforme en todo el mundo.

La gran importancia del cobre tomó su revancha en la Edad Contemporánea con el descubrimiento de la conductividad del mismo y su importancia en los procesos eléctricos e industriales.

En el Siglo XIX, Gran Bretaña, la nación industrial por antonomasia, tomó el liderazgo en la producción de este metal.

Más tarde, en el Siglo XX, Estados Unidos y Chile se encaramaron como los grandes productores mundiales.

Propiedades del cobre

cobre como divisa

El cobre es el tercer metal más consumido del mundo, después del hierro y el aluminio, y tiene unas propiedades que lo hace un metal de mucha valía para las sociedades modernas.

Por ejemplo, el metal rojizo es fácil de mecanizar, siendo muy dúctil y maleable, con lo que se pueden producir esos alambres, láminas e hilos metálicos que todos conocemos.

Es un metal con cierta dureza pero lo bastante blando como para que se pueda trabajar con él perfectamente.

Como curiosidad destacar que el cobre cuando es expuesto al aire adquiere un color se torna rojo violeta o verde azuloso, según las condiciones.

Cobre en la alimentación

El cobre no es solo valioso para los procesos industriales, sino para nuestra salud física, siendo uno de los minerales fundamentales que según los estándares modernos ha de estar presente en las dietas para poder tener una salud normal.

El cobre se encuentra en muchos alimentos tales como nueces, legumbres, mariscos, vísceras e incluso el agua, con lo que es difícil llegar a tener deficiencias del mismo. Ahora bien, tener desequilibrios es algo más normal, pero este es un tema que requiere de un debate más amplio.

Industrialización y producción del cobre

El cobre se extrae en enormes complejos de minería, a la vez que se aprovecha para extraer otros metales que están en la zona.

La metalurgia del cobre es otro proceso muy importante, así como la hidrometalurgia.

También son de gran importancia los tratamientos térmicos del cobre.

Los usos del cobre son muy extensos:

  • Cobre metálico
    • Electricidad y teleco
    • Medios de transporte
    • Procesos de construcción y ornamenta
    • Divisas y monedas
    • Bisutería
    • Bombillas
    • Microondas
    • Sistemas de calefacción y aire acondicionado
  • Cobre no metálico
    • Como sulfato de cobre para abono y pesticida, depuración del agua y conservante de madera.
    • Decoración de azulejos y cerámica
    • Pinturas

Los productos del cobre

  • Productos de fundición
  • De refinería
  • Alambrón
  • Alambre de cobre desnudo
  • Trefilado
  • Tubos
  • Laminación
  • Fundición
  • Forjado
  • Mecanizado
  • Soldadura
  • Calderería
  • Embutición
  • Estampación
  • Troquelado

Producción y consumo de cobre

Como ya comenté, los países más importantes del Siglo XX fueron Chile y Estados Unidos.

Hoy en día, además, Perú, China y el Congo producen cantidades importantes.

Asimismo hay grandes reservas en México, Australia, Rusia, Indonesia o Polonia.

Los principales consumidores de cobre son: La Unión Europea, China, Estados Unidos, Japón, Corea Del Sur y Rusia.

Curiosamente Europa consume más cobre que los Estados Unidos, posiblemente por tener más procesos industriales, mientras que los EEUU destacan hoy por tener más “procesos tecnológicos” y de servicios, menos dependientes del cobre.

Gracias por compartir

Deja un comentario