Simbología tradicional y alquímica del cobre

¿Sabías que el cobre tiene connotaciones ocultas y simbólicas?

cobre alquimia
Podemos ver la perfecta simetría de izquierda a derecha y de norte a sur.

En la antigüedad la gente asociaba a cada cosa unas propiedades de tipo místico y el cobre no era una excepción. De hecho, es uno de los materiales con más connotaciones.

El cobre es un metal asociado al planeta Venus y por ello es asociado a características como: belleza femenina, arte y creación, afectividad, cariño y en general todo lo relacionado con el carácter protector y materno típico de las mujeres.

Esta asociación con Venus está relacionada también con algunos de los personajes míticos del pasado equivalentes a la misma como Afrodita, y por tanto vamos a encontrar al cobre como un elemento importante en las ramas de la mitología y la alquimia.

Cobre y la transmisión de energía

El cobre es bien conocido por su fabulosa propiedad para transmitir energía.

Sin embargo, en la antigüedad, al creer en los conceptos espirituales, se relacionada esta capacidad del cobre de conducir como una transmisión espiritual, de ahí que siempre se le dieran propiedades de ser una especie de conductor de orden superior o sutil.

Las gentes antiguas no se quedaban en la superficie del fenómeno físico de transmisión de energía sino que iban más allá a los principios.

Una de las maneras en las que se podía ver el efecto espiritual del cobre era en las enfermedades, pues el mismo siempre se ha aplicado para aliviar ciertas situaciones.

El carácter curativo oculto del cobre

A pesar de que muchos piensan que el uso curativo del cobre empezó hace pocas décadas, lo cierto es que esto se debe nada más que a la mentalidad moderna que lo reduce todo a la mecanicidad, olvidando que antes las curaciones tenían más carácter espiritual que material, siendo el segundo una consecuencia de lo primero.

Por lo tanto, esas mejoras en la circulación, la capacidad como desintoxicante, la ayuda contra la inflación, etcétera, vendrían a ser el resultado de la capacidad energética del cobre de absorber las malas vibraciones.

Por ejemplo, una de las propiedades más importantes atribuidas al cobre es la de traer suerte, de manera que se le considera un mineral que aporta un beneficio en los campos magnéticos.

Al igual que en el mundo moderno se le conoce como un metal amalgamador, en el mundo espiritual, de los chamanes y brujos, siempre se le concedió una propiedad de balanceador al ayudar a reducir los desequilibrios.

Por eso, entre otras cosas, el símbolo esotérico del cobre, bien conocido en la alquimia, es de tipo totalmente simétrico, visto desde arriba o desde abajo, como podemos comprobar.

Además, se supone que el cobre ayuda a equilibrar nuestros cuerpos físicos y astrales, así como nuestros campos electromagnéticos.

Por lo tanto, no es raro ver brazaletes y bisutería de cobre con supuestas propiedades curativas en sitios de salud alternativa con el objeto de protegernos de muchos males.

El cobre en las tradiciones andinas

En un interesante artículo de Francisco Javier Jiménez, el mismo nos habla de las asociaciones de los metales en las antiguas tradiciones de América.

Por ejemplo, en algunas culturas andinas se creía que los emperadores surgieron de un huevo de oro mientras que la nobleza lo hizo de uno de plata y el pueblo común de uno de cobre.

Por lo tanto el cobre era asociado a un estatus más bajo y el mismo era usado para fabricar armas y herramientas además de aleaciones varias, al igual que ahora.

El cobre en la alquimia y magia

En círculos esotéricos a Venus se la considera como hermafrodita, siendo una unión de Hermes y Afrodita, en lo que sería la tercera raza de la humanidad.

Venus vendría a ser al sol y l luna lo que el cobre es al oro y la plata.

Por lo tanto, el cobre representa el significado de la fusión, donde radica el secreto de los estudios alquímicos. Por eso el cobre es tan importante en los mismos.

Este carácter hermafrodita es obviamente una especie de final andrógino.

La capacidad de conducir energía y electricidad es una de las “claves” que ayudan a entender la importancia del cobre en el estudio alquímico, que como dije, está basado en la reducción de las diferencias, de ahí la preponderancia de los símbolos duales en dicha doctrina, como el sol y la luna o el rebis (medio hombre medio mujer).

Esa transmisión de energía no es sino un aspecto más de la fusión, pues para fundir dos cosas se necesita en cierto modo conducir energía de una a la otra, de tal manera que las dos se vuelvan una, lo que a su vez nos lleva a otra conclusión: en cierto modo la sustancia más pura cede energía a la menos pura y lo que se obtiene es otra cosa.

A pesar de que las doctrinas esotéricas nos dicen que el resultado es algo “más alto”, como una especie de oro alquímico, lo cierto es que bien podría ser lo contrario, pues la realidad de este mundo siempre nos muestra lo contrario.

La mezcla de un caballo pura sangre con un caballo mestizo de pobres características hace que el resultado sea otro mestizo, probablemente superior en “calidad” en anterior, pero seguro de menor pureza que el pura sangre.

En ese sentido, el cobre sería una representación de la desintegración de la pureza.

Gracias por compartir

Deja un comentario